Estufas de fibra de carbono

Las estufas de fibra de carbono pueden ser una de las mejores soluciones para calentar tu casa. Gracias a este material, se aprovecha mejor la potencia de consumo y se consigue un calentamiento más eficiente que con las estufas estándar. Debido a la tecnología de infrarrojos, estos calefactores nos servirán para interior y exterior.

Más Vendido N.º 1
20% de descuentoMás Vendido N.º 2
Olimpia Splendid 99579 Carbon Black Calefactor Halogeno 1100 W, 45 m³
Dos niveles de potencia seleccionables: 600 -1100 W; Con base oscilante en 90° para una difusión del calor uniforme y constante.
Más Vendido N.º 4
Bastilipo RFC-900 Estufa-Fibra de carbono-1000 W-Muy eficiente-Bajo Consumo, 1000 W, Plástico, Gris
Potencía : 1000 w; 2 resistencias de fibra de carbono; Bajo consumo eléctrico; Oscilante
Más Vendido N.º 5
Ardes AR4B01 - Calefactor (Calentador infrarrojo, Fibra de carbono, Interior, Negro, Plata, 900 W)
Dimensiones Producto Ancho 36CM X Profundidad 26CM X Altura 71CM; Inclinable a 120 ° y equipado con oscilación horizontal, con protección antivuelco
Más Vendido N.º 8

¿Qué es una estufa de fibra de carbono?

Estufas de fibra de carbono

Si tu domicilio no dispone de calefacción central, puede que sea una buena idea la compra de una estufa o calefactor eléctrico. De esta manera, podrás combatir el frío en esos meses del año de temperaturas más bajas, a un precio más asequible. Las estufas de fibra de carbono son la novedad y aquí te explicamos cómo funcionan y cuáles son sus características por si se convierten en la mejor opción para ti.

Son unos ligeros dispositivos eléctricos diseñados para la radiación de calor. Incluyen tubos de fibra de carbono en su interior que, al ponerse al rojo vivo, emiten calor. Y gracias al uso de estos materiales, estos calefactores no desprenden gases nocivos que podrían llegar a ser perjudiciales para personas o animales.

Otra de las ventajas de uso de estos radiadores de carbono, es el bajo consumo eléctrico. Además de tener la posibilidad de regular la temperatura, produce calor en todas las superficies. Esto quiere decir que conseguirá abaratar los costes del servicio con una tecnología basada en el rebote del calor. Ésta se produce por el choque con los elementos de la zona, llegando así, a todos los rincones.

Ventajas en el consumo de los calefactores de fibra de carbono

¿Cuánto gasta una estufa de fibra de carbono? Como hemos podido ver, la utilización de tubos de esta fibra se traduce en una mejora del consumo. Por lo tanto estos dispositivos se convierten en unos calentadores ideales tanto para interior, como para jardín o patio. Aunque en el exterior su eficacia se ve mermada en ciertos metros, podrán calentar todo lo circundante.

Otra de las virtudes que tienen las estufas de fibra de carbono frente a sus rivales de gas, es la no emisión de efluvios o gases. Y en comparación con los calefactores halógenos, también ganan la partida en durabilidad por el mero hecho de que éstas funcionan con mayor potencia y temperaturas más altas. Es decir, las halógenas terminan durando menos y pueden llegar a emitir una luz molesta.

Nuestra opinión: son estufas de corta distancia

Calefactor de interior de fibra de carbono

De todas formas, a la hora de elegir entre una estufa u otra, se debe estudiar qué ambiente va a ocupar. Los expertos recomiendan las de fibra de carbono para calentar objetos en media y corta distancia. Las lámparas o calefacciones halógenas (o «estufas de luz») podremos usarlas para zonas donde los elementos a calentar están más retirados del dispositivo.

Recuerda que las de carbono tienen un peso reducido que ayuda a la hora del transporte. Y que quitan gradualmente el frío. Éstas son unas características a tener en cuenta para su compra. Para los que buscamos un calor agradable y suave, la potencia ‘algo más baja’ a la que trabajan las estufas de fibra de carbono nos aporta beneficios y soluciones.

Por eso las opiniones de kitfibradecarbono.com sobre la calefacción por fibra de carbono, son siempre buenas. Pero claro, por si te sirve antes de la compra, debemos ver mejor la comparación entre distintos paneles, ¿no?

Comparativa de paneles infrarrojos

Ya hemos visto que los paneles con tecnología infrarroja calientan las superficies con las que se topan. Esto convierte a las estufas eléctricas de este tipo en excelentes fuentes de calor para interiores y exteriores. Pero, ¿qué hay que tener en cuenta para elegir un panel de fibra de carbono o halógeno?

Tecnología infrarroja con fibra de carbono

Como ya hemos visto algunas diferencias por encima anteriormente, no vamos a volver a extendernos mucho.

Los paneles de carbono son, en realidad, otro tipo de halógenos. Pero por las características del material, tienen mayor duración y emiten un calor mucho más dulce y agradable. Y a pesar de su menor potencia y su trabajo a temperaturas más bajas, la sensación de calor puede llegar a ser mayor incluso. Además, el calentamiento empieza a notarse momentos inmediatos después de haber encendido la lámpara.

Al final, terminan convirtiéndose en una de las mejores estufas de infrarrojos.

Panel de infrarrojos halógeno

Paneles halógenosLos calefactores de panel halógeno contienen gases como el flúor o el cloro. Éstos alcanzan temperaturas más  elevadas y emiten una luz más brillante. Tan brillante que podría llegar a ser molesta. Debido a su alta potencia, el calor que producen es directo y muy eficaz, pero traen consigo un mayor consumo. Por todas estas razones, son excelentes propuestas para la calefacción de elementos alejados del dispositivo, en comparación con los calefactores de carbono.

¿Qué panel hay que usar según las circunstancias?

En definitiva, la conclusión a la que llegamos por opiniones de expertos, investigaciones y por experiencias propias es la misma. Para calentar ambientes donde los elementos estén más alejados de la propia calefacción, utilizaremos paneles halógenos. Para calentar el ambiente de zonas más próximas, donde apetezca un calor suave y donde no se esté muy alejado, la solución ideal es la estufa de fibra de carbono.

Diferencias entre las estufas halógenas y las de cuarzo

La verdad es que son dos maneras diferentes de llamar al mismo tipo de calefacción. Ambas utilizan la radiación directa por infrarrojos, cosa que les permite calentar pequeños espacios de forma muy veloz. Y como ya hemos mencionado a lo largo del artículo, es una tecnología nada perjudicial con la salud: pues no emite gases ni humos.

El tamaños de este tipo de electrodomésticos caseros nos permite un buen transporte entre habitaciones para calentar la zona que necesitemos.

Los precios y la disponibilidad pueden ser distintos a los publicados / Última actualización el 2020-09-05 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados